Nuestra historia

Somos un Grupo de Jóvenes que alentados desde nuestra infancia por nuestra familias y por nuestra cultura del esfuerzo hemos decidido dar una vuelta de tuerca a nuestra manera de vivir, olvidarnos de las prisas y el estrés que nos envuelven en las ciudades y recuperar nuestros orígenes donde la tierra, el trabajo con las manos, y la paciencia por crear un producto de calidad, no este reñida con la modernidad y la juventud.

Para Hacienda de la Pajarera hacer vino no consiste en una fórmula mágica, es más bien un adaptarse a las variedades, al ciclo de maduración de la uva, a la técnica de elaboración y a una crianza bien armonizada, con objeto de obtener el carácter personal que trasmite el entorno de nuestra tierra.

Para Hacienda de la Pajarera es fundamental que la cepa tenga un equilibrio en su vegetación, bajos rendimientos en la producción y que la uva pueda madurar lentamente, para que de esta forma, consigamos los mejores frutos, sólo así podremos obtener la mayor calidad en los vinos.
Vendimiamos a mano, en cajas de 10-12kg y conseguimos que la uva entre en bodega en óptimas condiciones para su posterior vinificación.

Estamos convencidos de que el mejor vino se comienza a elaborar en el viñedo, por eso, entre nuestras prácticas habituales está la poda en verde, para ajustar la producción de uva a la capacidad de la planta.
Todos estos ingredientes se combinan cada cosecha con el objetivo invariable de conseguir la máxima calidad y la máxima expresión.

pajaro_2
foto_equipo